Según quieren remarcar con esta iniciativa pretenden llevar a cabo una

reflexión conjunta en todos los terrenos de juego, para que los espectadores entiendan que no se pueden repetir las escenas vividas durante el Alaró-Collerense de Segunda Infantil.

Cabe destacar que la FFIB también ha acordado como medida cautelar, clausurar los campos de fútbol del Alaró y el Collerense, además de imponer diferentes sanciones a tres personas implicadas.