Según fuentes policiales, varios transeúnte llamaron por teléfono para avisar de que un joven estaba causando daños en varios vehículos que se encontraban estacionados en la calle y los agentes al llegar identificaron al joven y procedieron a su detención, tras constatar que tres vehículos a los que había golpeado, tenían fracturados los espejos retrovisores exteriores.

El menor detenido ha quedado custodiado por sus familiares, con la obligatoriedad de comparecer ante la Fiscalía de Menores, ha informado la Comisaría Provincial de Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.