El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca
El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca EUROPA PRESS

En rueda de prensa, el subdelegado ha señalado que la actuación "siempre se ha desarrollado dentro de los límites del dominio público" y no ha conllevado "ningún tipo de desmonte o excavación", de forma únicamente se han aportado "tierras limpias sobre la antigua carretera asfaltada" que hay junto a una rotonda, con lo que "la única afectación posible al yacimiento sería por cubrición o por el derrame de las tierras al extenderlas".

"Ni se ha excavado, ni se han quitado mojones de ningún tipo, ni se ha hecho aplanamiento de ninguna naturaleza. Se ha echado tierra", ha remarcado el subdelegado, quien ha apuntado a la planimetría publicada en BOJA para determinar los límites del BIC y de la actuación desarrollada por el departamento dependiente de Fomento.

García Lorca, quien ha asegurado que la Administración del Estado "no necesita autorizaciones de otras administraciones en estos casos" ante este tipo de actuación, dado que el yacimiento se encuentra dentro de un espacio de dominio público, ha defendido que la cobertura de tierra tampoco habría afectado a la tumba que se asienta en la zona ante el método empleado para distribuir la tierra.

No obstante y a pesar de ello, ha incidido en que "no se tenía conocimiento de la existencia de dicho BIC al no estar señalizada la zona" por parte del Gobierno andaluz, aunque, de todos modos, "ni se ha desmontado ni se ha destruido el Chuche", por lo que, a su juicio, las manifestaciones realizadas por la Asociación Amigos de La Alcazaba "no se corresponden con la realidad". "No es verdad lo que dicen", ha recalcado.

El representante del Gobierno central ha observado que es la Junta la que tiene que "señalizar" los límites del yacimiento, que tras 17 años de su declaración "se tendría que haber puesto en valor o haberlo sellado".

Pese a todo, ha considerado que no existen evidencias que conlleven a aseverar que se ha destruido parte del BIC, de modo que se ha ofrecido incluso a pagar la cata arqueológica para determinar el estado de la zona, en la que únicamente se desarrolló una obra "por seguridad vial" y "para evitar impactos ambientales en dominio público" ante la eliminación de una carretera en desuso empleada para arrojar vertidos.

El subdelegado, quien ha señalado que la Policía Autonómica ha tomado declaración a algunos técnicos de la obra, se ha referido también a las denuncias presentadas ante la Fiscalía por la Delegación Territorial de Cultura y Amigos de La Alcazaba, por lo que espera que los hechos se esclarezcan "por resolución judicial".

MULTA POR CONCENTRACIÓN

García Lorca también se ha referido al expediente iniciado contra Amigos de La Alcazaba por no comunicar una concentración "espontánea" en el yacimiento, sentido en el que se exponen a una sanción administrativa de carácter leve con una multa máxima de 600 euros.

"Cuando existe una manifestación no comunicada, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad actúan de oficio para deducir responsabilidad", ha dicho el subdelegado, quien se ha apartado de las voces que sugerían su intervención en este proceso.

Con ello, ha explicado que Amigos de La Alcazaba "conoce el procedimiento" porque "ha comunicado" otras concentraciones previamente. Igualmente, ha ironizado sobre la "espontaneidad" de la concentración. "¿Iban a una excursión a Los Millares con el cartel de El Chuche? Vamos a ser serios", ha apuntado García Lorca al respecto.

Consulta aquí más noticias de Almería.