The Horrors
Los componentes de la banda The Horrors, en una imagen promocional. Archivo

Diez nuevos nombres se unen al cartel de Tomavistas 2017 en una última tanda de confirmaciones con la que el festival madrileño pone el broche final al extenso plantel de artistas para esta tercera edición, que tendrá lugar los días 19, 20 y 21 de mayo en el Parque Tierno Galván de la capital.

De la parte internacional se confirma la presencia de The Horrors, en proceso de grabación de su nuevo disco. También se suma al cartel la gran sorpresa del momento en Reino Unido: The Big Moon, la girl band del futuro que adapta a su tiempo los sonidos de los 90 de grupos como Elástica.

En el apartado nacional se incorporan tres grandes grupos de tres parámetros musicales muy distintos: el soul-folk-blues de Morgan, el rock aguerrido y creativo de Mourn y el pop electrónico experimental de Aries. También estará Svper, que vuelve presentando su nuevo disco en exclusiva tras varios años de silencio; los incendiarios Los Bengala; otro guiño a la neopsicodelia con My Expansive Awareness; repiten Cómo Vivir en el Campo que ya estuvieron en la primera edición del festival; y presentan el gran y delicado proyecto de pop-folk de la joven Pavvla.

Con estas últimas confirmaciones se cierra el cartel de Tomavistas 2017. 43 bandas, de las cuales 10 son internacionales, 10 locales y el resto de diversos lugares de nuestra geografía. 19 de ellas con importante presencia femenina en sus filas (casi el 50% de la programación) y la gran mayoría presentando nuevos trabajos.

 Única actuación de Goldfrapp confirmada en España

La visita a la capital del dúo inglés de música electrónica, formado por Will Gregory y Alison Goldfrapp, tendrá lugar siete años después de su último concierto en la ciudad.

Esta vez, los terrenos del Parque Enrique Tierno Galván acogerán la cita para presentar su séptimo disco de estudio, Silver Eye, que se publicará el 31 de marzo.

Desde su debut con Felt Mountain (2000), con el que llegaron a estar nominados al prestigioso Premio Mercury al mejor álbum en Reino Unido, el dúo se ha convertido en uno de los referentes actuales de la música electrónica, oscilando por corrientes como el pop con sintetizadores de los años 80, folktrónica y un estilo cercano al ambient.