Los hechos, según recoge el escrito de calificación provisional de la Fiscalía al que ha accedido Europa Press, se sitúan en la madrugada del 9 de febrero de 2016, cuando el acusado, desde la calle, "estuvo piropeando" a la novia de un vecino cuando ambos se encontraban asomados al balcón.

Como le respondieron pidiéndole que se marchara y les dejara tranquilos, el acusado optó por abandonar el lugar no sin antes advertir al vecino que volvería. Y eso, según Fiscalía, es lo que hizo. Sobre las 3,30 horas regresó hasta el inmueble y ya en su interior colocó un carrito de bebé en la puerta del vecino y le prendió fuego.

A continuación introdujo en el portal un ciclomotor y también le prendió fuego. Como consecuencia de esta acción se produjo un incendio en la planta baja "viéndose también afectada de hollín y humo toda la escalera y el edificio en general".

El fuego provocó "la intervención inmediata" de Bomberos, Guardia Civil y Policía Local, mientras que los vecinos del bloque se vieron obligados a desalojar el inmueble. Dos vecinas sufrieron una intoxicación por monóxido de carbono.

El incendio causó daños valorados en 2.600 euros, mientras que la asistencia prestada por los bomberos ha sido fijada en otros 210 euros.

Fiscalía ha calificado los hechos como un delito de incendio con peligro para la vida e integridad física de las personas. Además, a la hora de pedir la pena, el Ministerio Fiscal ha aplicado la eximente incompleta de trastorno mental.

El juicio está previsto que se celebre el próximo 18 de abril y será juzgado por la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén.

Consulta aquí más noticias de Jaén.