Según el análisis del buscado, además, el precio del alquiler medio de Palma se dispara de forma considerable en los barrios más céntricos y zonas con gran actividad económica y empresarial (oficinas, tiendas), así como también en las áreas turísticas.

Desde la compañía, explican que por ejemplo, para desplazarse de Palma a Calvià debe hacerse en bus (mediante la línea 111), igual hasta Llucmajor, un trayecto que solo puede cubrirse con la línea 500. En cambio, los desplazamientos a Marratxí pueden cubrirse con tren (T2) o con autobús.

En todos los casos, afirman que una pareja que trabaje en Palma y use una tarjeta intermodal T-40 deberá pagar 66,30 euros al mes (33,15 por cada abono), lo que sumado a los alquileres de los núcleos de las afueras queda "todavía lejos de los precios de Palma".