Poblenou
Los edificios de Poblenou donde se han detectado grietas. Google maps

Los 17 vecinos de dos de los bloques desalojados este miércoles en la calle Llull del distrito barcelonés de Sant Martí podrán volver a sus viviendas en entre 24 y 48 horas, mientras que los del bloque con patologías estructurales, el número 155, podrán volver en como máximo dos semanas, después de estudiar las causas de la afectación y repararla.

El concejal del distrito de Sant Martí, Josep Maria Montaner, ha resaltado en rueda de prensa este jueves que la patología de la estructura del 155 es grave pero está muy localizada en dos muros de carga debido a la pérdida de tierra en los cimientos, algo que podrá solucionarse rellenando el vacío --de unos 50 centímetros-- con hormigón y apuntalando el edificio.

Acompañado por el gerente de Sant Martí, Pep Garcia, y por el jefe de servicio técnico de Bomberos de Barcelona, Antoni Cabeza, Montaner ha destacado que esta reparación --tras la que deberá rehabilitarse el edificio-- podrá realizarse en una semana, pero que antes estudiarán las causas de la afectación y su relación con las obras de dos hoteles en el entorno.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.