Según estiman los datos, en los municipios de más de 50.000 habitantes, entre los que se encuentra Palma, el precio medio del metro cuadrado se mantuvo en la tasa interanual y se situó en los 300,8 euros por metro cuadrado.

En lo que respecta a estos municipios, los precios medios más elevados se dieron en Madrid (470,1 euros), seguido de Barcelona (393,6 euros) y Baleares (338,9 euros).

Por el contrario, los precios medios más bajos dentro de los municipios de más de 50.000 habitantes se dieron en las provincias de Ávila (100,7 euros por metro cuadrado), Ourense (112,7 euros) y León (116,8 euros).

Asimismo, el número de transacciones realizadas en el cuarto trimestre de 2016 fue de 4.589, un 1,4 por ciento inferior a las realizadas en el tercer trimestre de 2016, cuando ascendieron a 4.656, y un 8,2 por ciento más que las realizadas en el segundo trimestre de 2015, cuando se transmitieron 4.242 solares.

Según el tamaño del municipio, en los municipios menores de 1.000 habitantes se realizaron 342 transacciones, un 20,8 por ciento menos que en el mismo trimestre del año anterior; en los municipios entre 1.000 y 5.000 habitantes, se vendieron 754 solares (+3,2% interanual); en los municipios entre 5.000 y 10.000 habitantes el número de transacciones fue de 761 (+0,5%), y en aquellos municipios cuya población está comprendida entre 10.000 y 50.000 habitantes, las transacciones ascendieron a 1.491 (+4,7%).

Por último, en los municipios con una población superior a 50.000 habitantes, el número de solares vendidos en el cuarto trimestre de 2016 fue de 1.241, un 49 por ciento más que el cuarto trimestre del año anterior.

MÁS SUPERFICIE TRANSMITIDA

La estadística de Fomento muestra también que la superficie trasmitida en el cuarto trimestre ascendió a 6,7 millones de metros cuadrados, por un valor de 851,6 millones de euros.

Respecto al segundo trimestre de 2015, las variaciones interanuales registraron un 8,6 por ciento más de superficie transmitida y un 25,1 por ciento más del valor de las mismas.