Un alumno de 17 años, resentido con algunos de sus compañeros y con problemas de integración, penetró este jueves con un arsenal de armas en un instituto de Grasse, en el sureste de Francia, e hirió a cuatro personas, entre ellas el director del centro, lo que generó pánico en la zona.

El tiroteo fue "el acto loco de un joven frágil fascinado por las armas de fuego", según la ministra francesa de Educación, Nadjat Vallaud-Belkacem, que visitó el lugar de los hechos en los que otras seis personas tuvieron que ser atendidas.

Los hechos tuvieron lugar al mediodía y las escenas de pánico se sucedieron en el Instituto Tocqueville de la ciudad, en un momento en el que numerosos alumnos acudían al comedor.

El alumno, armado con un fusil, varias armas cortas, una granada de ejercicio y lo que parece ser un explosivo artesanal, entró en un aula en busca de ciertos alumnos, que no se encontraban en el lugar.

Los allí presentes vieron que estaba armado y alertaron al director, que cuando llegó no pudo evitar que el joven disparara contra otro estudiante y le hiriera.

El director trató de detenerle y resultó herido en un brazo en un acto que la ministra de Educación calificó de "heroico".

La rápida intervención de las fuerzas del orden evitó una masacre de mayores dimensiones y permitió arrestar al joven, que no opuso resistencia a los agentes, apenas cinco minutos más tarde de que comenzara el tiroteo.

Presos del miedo

En un primer momento, las autoridades activaron la alerta por atentado, lo que provocó que la ciudad fuera presa del miedo.

Un destacamento de fuerzas especiales de la Policía fue enviado al lugar y dado el gran arsenal de armas que portaba se pensaba que el joven podía contar con un cómplice.

Pero la investigación ha podido determinar que el menor no tenía ninguna motivación terrorista.

Según la fiscal de Grasse, Fabienne Atzori, su motivación "parece relacionada con las malas relaciones que tenía con otros alumnos del mismo instituto", en el que "tenía ciertas dificultades para integrarse".

Aunque oficialmente no han trascendido datos sobre su identidad, diversos medios aseguran que el joven, de 17 años y alumno del primer curso del instituto, es hijo de un concejal de la ciudad y exmilitar.

En su perfil de la red social Facebook muestra su fascinación por las matanzas masivas, como la que tuvo lugar en la ciudad estadounidense de Columbine que provocó 13 muertos en un colegio en 1999.

Ninguno de los heridos se encuentra grave, aunque algunos de ellos, en particular los heridos de bala, permanecen hospitalizados.

Tres personas fueron atendidas por el impacto psicológico sufrido y otros fueron heridos de forma leve empujados por los la masa de estudiantes y profesores que huía despavorida en el momento del tiroteo. Hollande descarta terrorismo

Descartan terrorismo

El presidente francés, François Hollande, descartó que el tiroteo tenga carácter terrorista, al tiempo que señaló que la investigación abierta determinará sus circunstancias.

En una declaración en Corrèze, en el centro del país, Hollande afirmó que los heridos de mayor consideración son el director y dos alumnos, mientras que el resto resultaron afectados por el movimiento de pánico que se generó en el centro educativo.

Hollande recordó que ese hecho coincidió con el atentado que se registró poco antes en la sede parisiense del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde una secretaria sufrió heridas leves cuando abrió una carta con un artefacto que explotó.

Ese hecho, cuya investigación ha sido encargada a la Fiscalía Antiterrorista de París, y el tiroteo de Grasse, "justifican que se mantenga el estado de emergencia" en Francia, indicó Hollande.

Esa situación de excepción, que permite a las fuerzas del orden efectuar determinadas acciones sin autorización judicial, fue decretada tras los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París y Saint Denis, y se ha venido prolongando sucesivamente desde entonces.

La última prórroga tiene vigencia hasta el próximo 15 de julio, para incluir el periodo electoral que vivirá el país con las elecciones presidenciales de abril y mayo y las legislativas, en junio.

El presidente de la región Provenza-Alpes-Costa Azul (en la que se encuentra Grasse), Christian Estrosi, por su parte, contó que había hablado con el director del centro y se encontraba bien.

"Me ha dicho que le han alertado de la presencia del alumno (armado) y que trató de interponerse para calmarle pero no lo ha logrado", relató ante los medios en el lugar de los hechos.