Turquía
Seguidores del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, protestan ante la embajada de Holanda en Estambul. EPA/CEM TURKEL / EFE

El pleno del Ayuntamiento de Estambul ha acordado por unanimidad romper el acuerdo de hermanamiento que la unía desde 2005 a Rotterdam, en protesta por la expulsión el pasado sábado de la ministra turca de Familia y Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan Kaya, de esa ciudad holandesa.

Así lo explicó el alcalde, Kadir Topbas, en un comunicado difundido en la web del Consistorio, en el que se lamenta que "las relaciones diplomáticas arraigadas hayan quedado sujetas a la mentalidad hostil, peligrosa y de prejuicios" del Gobierno de Holanda.

Solo horas antes, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había afirmando en un mitin público que había pedido que se transmitiera al alcalde la orden de romper el hermanamiento.

"Es imposible para nosotros estar hermanados con gente así", aseguró el político islamista, que en los últimos días ha acusado a Holanda de prácticas nazis.

La ministra intentó dar un mitin el sábado en el consulado turco de Rotterdam, pero la Policía retuvo su coche y finalmente la expulsó a Alemania, al tiempo que disolvió una manifestación de ciudadanos turcos.

Estambul está hermanada con 53 ciudades, entre ellas Barcelona, México DF, La Habana, Caracas y Buenos Aires.