La actriz Emma Watson ha sido víctima del hackeo y posterior filtrado a la red de una serie de fotos privadas, según informa la BBC. Eso sí, su equipo ha asegurado a The Telegraph que no se trata de desnudos.

"Son fotografías de una prueba de vestuario que tuvo Emma hace un par de años, pero en ningún caso son desnudos. Los abogados ya están al tanto", comentó el portavoz de la actriz.

Desde el pasado martes algunos usuarios aseguraron que las fotos están colgadas en la llamada red oscura, por lo que no han llegado a las redes sociales, aunque no está confirmado.

También aparecieron fotos de la misma índole de Amanda Seyfried, aunque éstas eran más explícitas, con desnudos integrales de la actriz e incluso se publicaron imágenes de índole sexual.

Emma Watson se vio involucrada hace algunos días en relación con unas imágenes publicadas en un reportaje en Vanity Fair por las que se le catalogó de hipócrita y de no ser feminista por mostrar su escote.