La ANC propone que el Parlament proclame la independencia si se impide el referéndum

  • La entidad soberanista ha aprobado por unanimidad que se proclame la independencia si se impide el referéndum o se recorta la autonomía.
  • Plantea además que sea la Asamblea de Electos de Cataluña quien culmine el 'procés' en caso de inhabilitaciones en el Parlament.
Senyeres y esteladas en la movilización de la ANC y Òmnium el 11-S en Barcelona.
Senyeres y esteladas en la movilización de la ANC y Òmnium el 11-S en Barcelona.
ACN

L'Assamblea Nacional Catalana (ANC) propone que se proclame la independencia si se impide el referéndum o se suspende la autonomí.a Así lo recoge la hoja de ruta de la entidad soberanista que plantea que el Parlament o la Asamblea de Electos den el paso en caso de "injerencia" contra las instituciones catalanas.

El secretariado de la ANC ha aprobado por unanimidad el texto que recoge la siguiente situación: que el Parlamento apruebe la ley de transitoriedad jurídica y proclame la independencia, y que en caso de inhabilitaciones del Gobierno o suspensión de la autonomía sea la Asamblea de Electas de Cataluña (AECAT) quién asume "la capacidad para proclamar la independencia".

Es uno de los escenarios que contempla la Asamblea Nacional y que trasladará a partir de este miércoles en las bases de cara a la asamblea general de finales de abril. Al documento, al cual ha tenido acceso el ACN, fija que ante "la imposibilidad física" de realizar un referéndum o ante una intervención del autogobierno, la entidad soberanista organizará "las movilizaciones necesarias" en este sentido.

La propuesta de ponencia de la Asamblea dibuja tres escenarios. El primero contempla la aprobación de la ley de transitoriedad jurídica y la convocatoria del referéndum, que quieren con pregunta binaria y clara, y sin un mínimo de participación ni de aprobación.

"Ambos actos políticos serán entendidos por el ANC como acciones de obediencia a nuevas leyes catalanas y al poder legítimo" desde las elecciones del 27-S. Si el 'sí' gana, la ANC instará el Parlamento a proclamar "inmediatamente" la independencia y a desplegar la legalidad catalana al margen del Estado.

El segundo de los escenarios contempla "injerencia" por parte del gobierno español a las instituciones catalanas antes de que se pueda aprobar la ley de transitoriedad y convocar el referéndum.

En este escenario, el ANC defenderá de entrada "la soberanía del pueblo catalán" y por lo tanto apostará por el "reconocimiento único de las instituciones catalanas". Si por "imposibilidad física" el referéndum no se puede celebrar, o se suspende, se inhabilita o se intervienen las instituciones, la ANC "organizará las movilizaciones necesarias" porque el Parlamento, "como depositario de la soberanía del pueblo catalán", apruebe la ley de Transitoriedad y proclame la independencia, dice el texto. "Y ejerciendo el derecho en la autodeterminación, obedezca el mandato democrático" del 27-S.

El rol de la Asamblea de Electos de Cataluña

Ahora bien, la Asamblea defiende también que quién pueda ejercer la 'desconexión', en paralelo a una movilización ciudadana que también promoverán, sea la Asamblea de Electos de Cataluña (AECAT), un órgano de inscripción voluntaria para todos los cargos electos que impulsa la Asociación de Municipios para la Independencia. Así pues, según el borrador de hoja de ruta, la ANC promoverá que la AECAT se active y se reúna, en principio por primera vez, en caso de intervención de la autonomía o de inhabilitaciones.

"En este contexto la AECAT asumirá la máxima representación legítima, soberana e institucional de Cataluña para completar el proceso de independencia, incluida la capacidad para proclamar la independencia, la confección, la aprobación y la sanción de las normas jurídicas de la nueva legalidad y la convocatoria inmediata de nuevas elecciones", continúa el documento.

De hecho, la Asamblea asegura ahora que apoyará a la estructura organizativa de la AECAT si hubiera que activarla. "De forma que permita una constitución y movilización rápida y eficaz en sustitución de las instituciones si han sido neutralizadas por el Estado", dice el borrador.

"Medidas coercitivas"

El tercero de los escenarios augura que a través de injerencia o "medidas coercitivas" se pueda impedir la celebración del referéndum, una vez esté ya aprobada la ley de transitoriedad. "La ANC sólo considerará como vigente la legislación saliente de esta ley y la obedecerá", afirma la propuesta de ponencia.

En este contexto se apoyará a las instituciones catalanas, también en forma de movilización ciudadana, se activará también si hace falta la AECAT y se buscará el apoyo de la comunidad internacional.

Por todo ello, la entidad que preside Jordi Sànchez concluye que la proclamación "efectiva" de la independencia puede ser consecuencia de un 'sí' al referéndum o bien "de forma directa" desde el Parlamento por "el impedimento coercitivo" del referéndum o por supresión de las instituciones catalanas.

Órgano de coordinación Nacional

En la propuesta de hoja de ruta 2017-2018, la ANC, que también defiende el proceso constituyente, plantea instar a promover el Órgano de Coordinación Nacional entre partidos, entidades e instituciones: "Hará falta mucha cohesión y fortaleza para hacer frente a los múltiples intentos de seducción e intoxicación, al juego sucio y a los ataques de todo tipos", dice el texto que busca el apoyo de los partidarios de la independencia y se articularía por lo tanto más allá del marco del Pacto Nacional por el Referéndum.

Esta es la propuesta de hoja de ruta que el Secretariado del ANC aprobó sábado por unanimidad. A partir de este miércoles, las bases de la entidad soberanista recibirán el borrador y lo debatirán en las asambleas territoriales para hacer enmiendas hasta finales de marzo. Todo ello de cara a la quinta asamblea general ordinaria (AGO) de la ANC, que se llevará a cabo el 29 de abril.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento