El 25 por ciento de la población balear está afectada por la rinitis alérgica, un porcentaje mayor que en el resto del territorio nacional, ha apuntado el centro sanitario un comunicado.

La rinitis es uno de los principales síntomas alérgicos en los meses de primavera y se define como la inflamación de la mucosa nasal caracterizada por congestión nasal, rinorrea, estornudos o picor nasal.

Aproximadamente el 50 por ciento de las rinitis son de tipo alérgico y son debidas principalmente a una respuesta inmunitaria frente a alérgenos como ácaros, pólenes, epitelios de animales u hongos ambientales.

TRATAMIENTO

En caso de presentar síntomas los pacientes polínicos deben prevenir y evitar el contacto con el polen, han informado. "Para ello, es importante conocer el polen al que se es alérgico y su época de polinización", han añadido.

El tratamiento sintomático se basa en el uso de antihistamínicos, colirios oculares y sprays nasales con corticoesteroides. En caso de acompañarse de asma se suelen utilizar los inhaladores de rescate, de corticoesteroides, de combinación de ambos o puede tratarse con inhibidores de los receptores de los leucotrienos.