Como dice la central sindical en una nota, "esta bajada ha sido posible por la reducción del precio de la luz en febrero tras el incremento inicial a principios de año, lo que ha provocado un descenso importante en el capítulo de 'Vivienda'".

Así las cosas, "la evolución de precios hace inevitable un incremento de los salarios lo suficientemente notable como para afrontar la intensa etapa de inflación que se atisba, con una subida del 3% en los precios ya a principios de año es inviable continuar con subidas salariales como las acordadas en etapas de paralización económica o incluso deflación".

Por ello, UGT considera "más que necesario un cambio en la postura de las organizaciones patronales de modo que la recuperación de beneficios en la empresa se plasme también en recuperación de derechos y salarios para los trabajadores".

A juicio del sindicato, "los salarios deben aumentar en 2017 en una horquilla de entre 1,8% y 3%; elevar el Salario Mínimo hasta los 800 euros este año y los 1.000 euros en esta legislatura y actualizar el IPREM".

"Todo ello con el objetivo irrenunciable de aumentar la calidad de vida de los trabajadores y de las trabajadoras a través de una recuperación de los salarios, que permita reforzar el crecimiento económico, hacerlo más equilibrado y generar empleo de calidad; ayudar al cambio de modelo productivo, para hacerlo más eficiente y sostenible; reducir los niveles de desigualdad y pobreza, y colaborar al aumento de los recursos de la Seguridad Social", se finaliza desde UGT.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.