Ante más de 100 afiliados de Andratx y Estellencs, Company ha añadido que el proyecto que encabeza para presidir el PP "es un proyecto para sumar personas y sensibilidades con el ánimo de conseguir un partido fuerte y equilibrado porque todos #feimPPartit", según ha señalado el candidato en una nota informativa.

En este sentido, ha manifestado que "una de las obligaciones del futuro presidente ha de ser no sólo oír sino escuchar al afiliado porque sólo así conseguiremos un partido abierto a la gente y que ésta lo perciba como un partido próximo y comprometido con sus necesidades".

Además, Company ha afirmado que "el afiliado debe percibir esa proximidad de manera permanente y no sólo cada cuatro años, cuando se acercan las elecciones. Hemos de volver a conectar con las bases y que estas sientan que el partido y quienes lo dirigen están a su lado con permanencia y una sincera vocación de servicio", ha recalcado.