Los trabajadores de Intress se ponen en la piel de un anciano de 80 años con el traje modular de simulación MAX

  • El Casal Can Ribas, gestionado por Intress (Instituto de Trabajo Social y de Servicios Sociales), ha acogido este martes una formación con MAX, un traje modular de simulación de edad que permite a aquellos que lo prueban percibir el mundo tal y como lo hace una persona de entre 70 y 80 años.
Simulación de edad con el traje modular MAX
Simulación de edad con el traje modular MAX
INTRESS

El curso, al que han acudido más de 20 trabajadores de Intress, tiene como objetivo conocer el proceso fisiológico del envejecimiento y las consecuencias que conllevan las distintas limitaciones provocadas por el paso del tiempo.

El traje MAX, creado a partir de 200 estudios científicos de medicina y gerontología, simula tres niveles distintos de limitaciones entre las que se incluyen: limitación de visión, limitación del movimiento, pérdida de fuerza muscular, disminución de la capacidad auditiva, así como sentido del tacto y sensibilidad reducida.

La directora del Casal Can Ribas, Yolanda Menéndez, ha explicado que los cursos con ejemplos prácticos como logran transmitir la importancia de realizar y promover un envejecimiento activo y saludable, así como la importancia de la ergonomía laboral".

Can Ribas, uno de los centros sociales gestionados por Intress en Palma, atiende a personas de más de 60 años y trata de promover entre las personas mayores la actitud positiva y activa frente al envejecimiento.

Además, en sus diez años de vida, el centro persigue la integración en la comunidad de las personas mayores a través de actividades sociales y culturales.

Intress cuenta con 39 servicios en Baleares que gestionan proyectos de infancia, mujer, personas mayores, salud mental, personas con discapacidad y jóvenes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento