Cruz Roja Española y Banco de Alimentos, como organizaciones asociadas de distribución (OAD), almacenan en estos momentos en sus naves del polígono de Los Olivares prácticamente la totalidad de los contenedores de alimentos que les han sido enviados por el FEGA, según ha informado este viernes en una nota la Subdelegación.

En los próximos días las mercancías, cuyo valor económico alcanza los 604.461 euros, serán recogidas en los almacenes por las organizaciones asociadas de reparto (OAR), que son las encargas, a su vez, de entregarlos directamente a las personas destinatarias en cada municipio de la provincia.

A partir de ahora se pone en marcha un complejo dispositivo en el que participan centenares de voluntarios pertenecientes a las 130 organizaciones asociadas de reparto que trabajan directamente con Cruz Roja y el Banco de Alimentos. La mayoría de estas OAR está formada por los propios servicios sociales de los ayuntamientos y la totalidad de las asambleas locales y comarcales de Cruz Roja, participando también en el reparto un variado colectivo de organizaciones voluntarias, como fundaciones benéficas, parroquias y monasterios, confesiones religiosas, asociaciones de vecinos y entidades solidarias.

La subdelegada del Gobierno, Francisca Molina, se ha interesado por los detalles del operativo para la distribución de alimentos, del que ha subrayado la coordinación y eficacia de las organizaciones que participan en él. También ha agradecido el destacado papel del voluntariado para hacer llegar los productos a todas aquellas personas cuya situación económica o familiar les impide adquirir alimentos de forma regular.

Igualmente, ha valorado que el actual sistema pueda asegurar que la distribución de los alimentos se lleve a cabo en las fechas convenidas y se haga de forma directa a los beneficiarios de las ayudas, garantizándose además que la entrega se realice únicamente a personas desfavorecidas del municipio acogidas al programa.

PRODUCTOS

En esta tercera fase se distribuirán de forma gratuita alimentos de carácter básico y nutritivos, poco perecederos y de fácil transporte y almacenamiento como arroz, alimentos infantiles (tarritos de arroz con pollo, cereales infantiles, leche de continuación

en polvo), lentejas, leche entera UHT, aceite de oliva, conservas de atún, espaguetis, tomate frito en conserva, crema de verduras deshidratada, galletas, judías verdes en conserva y fruta en conserva sin azúcar añadido.

Los alimentos de esta tercera fase, junto con los que ya fueron distribuidos los pasados meses de mayo y septiembre, suponen cerca de 1,6 millones de kilos repartidos en Jaén dentro del Programa de ayuda alimentaria 2016, cuyo importe total supera los 1,5 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Jaén.