Los socialistas ha manifestado en un comunicado que la sentencia saca a la luz un periodo "negro y absolutamente vergonzoso", pero han advertido que "no acaba aquí porque quedan muchos temas pendientes como el caso Palma Arena".

Asimismo, el PSIB ha expresado su "máximo respeto" por esta resolución judicial y por el tribunal que ha juzgado un caso que fue impulsado por el exdiputado socialista Antoni Diéguez hace 11 años.

"Se ha demostrado que tanto el expresidente del Govern, Jaume Matas, como gente que hizo trabajo con él, cometieron los delitos de prevaricación, malversación de capitales públicos o tránsito de influencias, entre otros", ha señalado Oliver.

Desde el partido han asegurado que continúa la lucha contra esta lacra, ya que durante la esta legislatura "será una realidad la Oficina Anticorrupción, que puede ser buena para que casos como este no vuelvan a pasar nunca más", ha concluido.