Mónica Oltra en rueda de prensa
Mónica Oltra en rueda de prensa EUROPA PRESS

La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, ha asegurado respecto a la polémica generada en torno a la declaración de bienes del subsecretario de Sanidad, Ricardo Campos, que cometió un "error, no una irregularidad" al omitir en un documento esta información, que según ha asegurado sí figuraba en otro, y ha señalado que "horror es lo que ha hecho el PP durante los últimos años en esta comunidad".

Así se ha pronunciado Oltra en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell al ser preguntada por el hecho de que Campos omitiera en su declaración de bienes que posee una clínica de oftalmología desde hace más de 20 años en la que pasaba consulta y que tras nombramiento en el Consell la arrendó a una sociedad que, a su vez, pertenece a un grupo que ha mantenido relaciones contractuales con la Generalitat.

Respecto al anuncio del PP de que estudia llevar este tema a la justicia, ha reconocido que "tienen experiencia en los tribunales y en la prisión", con exconsellers encarcelados o "de camino", aunque ha asegurado que le parece "una burla, sencillamente", así como de tener "muy poca vergüenza" que se plantee llevar a los tribunales a un alto cargo que tiene "todas sus cuestiones en regla" y que presentó su declaración de la renta.

"Igual es buena idea que vayan a los tribunales porque allí les colorean la cara todos los días y en este caso igual se la colorean", ha dicho la portavoz del Consell, que ha querido hacer "pedagogía" al explicar que lo de Campos ha sido "un error" con la omisión de un dato en un documento concreto, que ya se ha explicado, pero "horror" es "lo de Milagrosa Martínez, lo de Rafael Blasco, lo de Gürtel, lo de destruir a martillazos los ordenadores donde estaba la contabilidad b del PP" o el reconocimiento de la financiación ilegal del partido por parte de nueve empresarios.

Así, ha incidido en que es "error lo del subsecretario, horror lo que ha hecho el PP en los últimos años en la Comunitat", para recalcar que Campos entregó su renta y lo importante es que la documentación oficial sirve para cotejar lo que se incluye en las declaraciones de bienes y en este caso concreto el alquiler estaba en la renta y la inclusión en el otro documento está en proceso de subsanación.

Además, ha indicado que Transparencia se encarga de elaborar un informe y remitirlo a Sanidad, que es la que resuelve, mientras el subsecretario ha pedido comparecer en las Corts para dar explicaciones él mismo y ha agregado: "Mientras tanto esperemos a lo que tenga que decir porque no somos de amianto y en esa fase estamos, en la de dar explicaciones".

"NO HAY NADA EXTRAORDINARIO"

Preguntada sobre si considera que existe un conflicto de intereses en este caso, en virtud de la ley de incompatibilidades, dado que el grupo al que pertenece la sociedad que alquiló el inmueble ha contratado con la administración autonómica, Oltra ha indicado que lo que hace Campos cuando se incorpora al Consell es cerrar su negocio y "alquilar un inmueble, no hay más", y la empresa matriz se mueve en las mismas cifras de contratación que en 2009.

"No hay nada extraordinario que motive una sospecha" y "todos los datos recabados apunten a total normalidad", ha dicho la vicepresidenta, que asegura que la información de que dispone apunta a que la contratación del plan de choque no depende de la subsecretaría, sino de la secretaría autonómica. "No me cabe ninguna duda de la trayectoria" de Campos, ha dicho.

INTERPRETAR LA LEY "CON SENTIDO COMÚN"

Oltra ha señalado que las normas "se deben interpretar con sentido común" y la ley de incompatibilidades está hecha en el marco de una sociedad "postcorrupta" para evitar que nadie se lucre por el cargo, pero si se hace de una manera restrictiva "podría llevar a absurdos" porque, ha puesto como ejemplo, la consellera de Vivienda no podría comprarse una casa porque las promotoras tienen relación con su departamento.

"Si llevamos la norma al absurdo cualquier relación contractual estaría vetada", ha subrayado Oltra, que ha incidido al ser preguntada sobre si considera que hay que matizar en este sentido la ley de incompatibilidades que para eso está el decreto, para definir los casos, porque "en derecho no se puede coger un artículo y sacarlo de contexto".

"NO HAY GUERRA INTERNA EN EL CONSELL"

Por otra parte, preguntada sobre la publicación de supuestos mensajes de texto enviados en el grupo de WhatsApp del Consell en los que se evidenciarían diferencias internas sobre esta cuestión, Oltra ha ironizado al asegurar que igual que las deliberaciones del Consell son secretas ella optaría por extender ese carácter al grupo de WhatsApp y ha asegurado que los miembros del Gobierno tienen "la lealtad" de comunicarse lo que sienten, a diferencia de "otros modelos en los que la gente no se habla".

En todo caso, ha asegurado que ella siempre recomienda "más cariño en general a la hora de hablarnos", ha negado que haya "guerra interna en el Consell", como apuntaba la presidenta del PPCV, Isabel Bonig.

"No hay guerra interna en el Consell, pero sí voluntad de cumplir la exigencia que nos hemos impuesto y a veces es muy alta, hemos hecho reflexiones sobre esto y a veces tenemos que ponderar esta autoexigencia y relajarnos un poco, uno tiene que ser paciente con los otros y con las posibilidades de uno mismo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.