El portavoz del MÉS per Mallorca, David Abril, ha considerado quee"en coherencia con la demanda social de que los corruptos devuelvan el dinero, empieza a ser hora de que en España se consideren responsables subsidiarios a los beneficiarios de este robo, es decir, en este caso el PP y la Casa Real", y ha añadido que "la condena al pago de la Infanta de 265.000 euros implica el reconocimiento de su enriquecimiento ilícito".

"Valoramos positivamente la condena a Urdangarin, Torres y Matas, para que los corruptos paguen con cárcel y se dé un mensaje a la sociedad que la corrupción es un tema serio y se castiga de verdad", ha señalado el portavoz de MÉS per Mallorca, quien ha añadido que, no obstante, se observan "dos carencias" en la sentencia dictada.

"Que la Infanta se haya librado de la prisión responde, a nuestro juicio, a que sea miembro de la Familia Real, como ya lo fue el hecho de que no se le acusa de nada por parte de la Fiscalía", ha apuntado Abril.

En este sentido, el portavoz del MÉS per Mallorca ha agregado que la condena al pago de 265.000 euros a la Infanta "implica el reconocimiento de su enriquecimiento ilícito, y es evidente que si a Urdangarin se le abrían las puertas de las administraciones y se le daba dinero público era por ser el duque de Palma y cónyuge de la Infanta". "No resulta creíble que la Infanta quedara al margen de todo el entramado del Instituto Nóos", ha recalcado.