David Sylvian ofrece en Madrid uno de los mejores conciertos del año

  • El músico británico pasó por primera vez por la capital dentro de su gira 'The world is everything'.
  • Acompañado de músicos de gran calidad ofreció un repaso a buena parte de su carrera.
Un instante de la actuación de David Sylvian en Madrid.
Un instante de la actuación de David Sylvian en Madrid.
CARMELO JORDÁ
David Sylvian es uno de los músicos más
extraños y personales del panorama musical internacional, sin cifras extraordinarias de ventas pero con una numerosa legión de fieles en todo el mundo y con pocas y espaciadas giras que, sin embargo, suelen ser bastante exitosas, siempre llenando los locales elegidos aunque se trate, obviamente, de teatros en lugar de estadios.

El miércoles 24 de octubre Sylvian actuó en Madrid por primera vez en su larga carrera y lo hizo, por supuesto, en un teatro, en este caso el moribundo Albéniz. En su primera gira en varios años el cantante y compositor inglés realizó un brillante repaso a buena parte de su carrera en solitario, e incluso tuvo tiempo para tocar un tema, 'Ghosts', de su época en Japan, la banda de principios de los 80 que le hizo famoso.

El espacio a la nostalgia incluyó también sorprendentes y cuidadísimas versiones de algunas de las canciones que le sirvieron para convertirse en un músico de culto en los 80, como 'Brilliant Trees', del disco del mismo nombre, o 'Before de Bullfight' del 'Gone to earth'.

Además de eso en el breve pero intenso concierto tuvo también tiempo para recorrer la última etapa discográfica de Sylvian, bien en solitario con su disco 'Blemish', del que hizo, entre otras, una versión espléndida de 'A fire in the forest'; o de su último proyecto Nine Horses.

Músicos excepcionales

Una de las cosas por las que se ha distinguido la carrera musical de David Sylvian es su "elitismo" a la hora de elegir colaboradores para sus proyectos, así el británico ha compuesto y tocado con lo mejor del panorama del pop-rock (y aledaños) internacional: Robert Fripp, Ryuichi Sakamoto o Hector Zazou son alguno de los nombres con los que Sylvian ha compartido escenario y estudio.

En esta ocasión el nivel de los músicos que le acompañaron fue también excepcional, a su hermano Steve Jansen (que también fue miembro de Japan) en la batería, se le unieron un finísimo Keith Lowe en los bajos (varios modelos de guitarra baja y también un contrabajo eléctrico) y un pianista japonés, Takuma Watanabe, con los modos e incluso el sonido de un pianista clásico.

Ninguno de ellos tuvo una presencia sonora excepcionalmente visible (no fue un concierto, afortunadamente, de "grandes solos") pero en conjunto lograron un sonido muy compacto y de excelente calidad en los variados registros, desde pasajes más puramente pop hasta momentos de un intenso carácter experimental pasando por algunos instantes más rock, por los que transcurrió el concierto.

Todo arropado, por supuesto, por la fantástica voz grave del propio Sylvian, que demostró estar en un excelente estado de forma a pesar de que la semana pasada suspendió varios conciertos alegando "motivos de salud".

Tras poco más de hora y media de intensa actuación y un excelente 'bis' en el que juntó dos de sus temas más recordados, 'Every colour you are' y 'Riverman', Sylvian y sus músicos abandonaron el escenario entre los aplausos de un público que estaba seguro de haber asistido a uno de los mejores conciertos del año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento