Complejo industrial de Repsol en Tarragona.
Complejo industrial de Repsol en Tarragona. CARLES FARGAS/REPSOL

Los trabajos de instalación y puesta en marcha de esta columna de destilación del proyecto T-73, que tiene una altura de 95 metros y tiene 4,2 metros de diámentro, se iniciaron en 2015 y han durado un año.

Esta nueva 'splitter' servirá para separar el propano y el propileno de una manera mucho más eficiente, ya que separa mucha más cantidad de propileno puro (un 99,5%) y reaprovecha el propano como materia prima -se puede reutilizar un 40% del total procesado-.

Una de las ventajas de la 'splitter' respecto a las columnas de separación por destilación es que consume menos energía gracias al uso de la tecnología de bomba de calor.

Esta tecnología minimiza las pérdidas de propileno con el propano extraído y maximiza la fabricación de productos con alto valor añadidio, a la vez que permite alimentar la materia prima más rentable en cada momento al aumentar el número de hornos que pueden procesar productos ligeros.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.