La Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) aseguró ayer que detecta que la Junta tiene una «política generalizada» de intentar por todos los medios que no se conozcan los problemas de violencia y conflictividad en los centros escolares. Por otra parte, sindicatos y Consejería de Educación firmaron ayer un acuerdo por el que se crearán 400 nuevas plazas de profesores en centros educativos concertados hasta 2012, entre otras mejoras laborales. Con ese refuerzo se podrá desarrollar la Ley de Educación de Andalucía que se está tramitando en el Parlamento autonómico. Los acuerdos también incluyen constituir un órgano de diálogo compuesto por patronal, trabajadores y Junta.