La Ribera de Duero y Cigales tendrán menos vinos de la cosecha de 2007 que de la pasada campaña.

En cambio, la denominación de origen de Rueda ofrecerá más caldos blancos ya que ha aumentado el número de hectáreas vendimiadas.

En total, estas tres denominaciones de origen dispondrán de más de 120.000 toneladas de uva, en sus diferentes variedades, según el avance de cosecha dado a conocer ayer por la Unión de Campesinos de Valladolid.

Sin embargo, aún habrá que esperar, porque hay algunas bodegas que faltan por terminar la vendimia.