Los vecinos del oeste de la ciudad llevaban muchos años reclamándolo y por fin ven la luz. Ayer se aprobó el proyecto para construir un túnel subterráneo que unirá los barrios de Tremañes y La Calzada, que históricamente estaban separados por las vías ferroviarias de la Renfe. Ambos barrios suman una población de unos 28.000 habitantes.


Además, en Los Campones (Tremañes) se construyen ahora unas 2.000 viviendas nuevas en los que vivirán unas 5.000 personas. Cuando el túnel esté construido, a mediados de 2009, todos esos vecinos podrán moverse fácilmente hacia otros barrios del oeste. El paso contará con dos carriles de 5 metros de ancho y dos aceras para peatones de 2,5 metros.


Hasta ahora, cruzar desde Los Campones hacia La Calzada, era complicado. Los que lo hacían en coche, tenían que conducir hasta Veriña o bien tomar la rotonda que une la calle Bertolt Brecht con la avenida Juan Carlos I y la calle Paraguay.


Los que cruzaban a pie, tenían dos opciones: o atravesar las vías de tren (método utilizado por la gran mayoría, pese al peligro) o recorrer el pasadizo que hay por encima de las vías, mucho más lento, pero más seguro.


El nuevo túnel es de una gran complejidad, adelantó el concejal de urbanismo, Pedro Sanjurjo, y costará 4.754.955 euros. El Ayuntamiento aprobó ayer otras medidas en Junta de Gobierno.


Se concederán 158.785 euros para subvencionar la rehabilitación de fachadas. Parte de este dinero irá destinado también a instalar rampas y eliminar barreras arquitectónicas de las viviendas. También habrá ayudas para cambiar las calderas de la Urbanización ‘Los Molinos'.


El Ayuntamiento firmó ayer un convenio con Feve por el que las vías férreas, a su paso por el Polígono de Mora Garay, estarán cerradas en todo su recorrido mediante verjas, para garantizar la seguridad y limpieza de toda la zona