Funcionarios de la Jefatura Superior de Policía en Badajoz ha desarticulado una organización dedicada a la falsificación documental con el único objeto de legalizar a ciudadanos extranjeros en España.

En esta operación se ha detenido a una de las "cabecillas" de este red. Se trata de una ciudadana marroquí de 29 años, que responde a las iniciales S.K. El marido de ésta, un español de 39 años, E.C.L, también ha pasado a disposición judicial.

El último detenido es un funcionario del Ayuntamiento de Casas de Don Pedro, desde donde la organización realizaba todas las operaciones.

Una vez identificados los miembros del grupo, a los tres detenidos se les imputan delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, falsificación documental y asociación ilícita.

Una ardua investigación

La Policía ha tardado diez meses en desarrollar esta operación, denominada Duquesa, y en la que ha colaborado la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno en Badajoz.

Poco a poco, los agentes fueron identificando posibles sospechosos , delimitando la estructura de la organización, su modus operandi y el papel que en ella jugaba cada uno de los detenidos.

Uno de los cabecillas entrevistaba a las víctimas y les ofrecía la posibilidad de obtener un pre contrato de trabajo, además de un informe de residencia, que era elaborado por el funcionario del Ayuntamiento, quien llegaba a falsificar la firma del alcalde. En dicho documento, se hacía constar que el ciudadano extranjero había residido en Casas de Don Pedro (Badajoz) más de tres años. Por esta operación el grupo cobraba entre mil y tres mil euros por persona.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición judicial, aunque la policía no descarta nuevas detenciones.

MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ