Una patera con nueve inmigrantes a bordo llegó sobre la 03.00 horas de esta madrugada a la costa de Cabo de Palos (Cartagena), informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Murcia.

Las nueve personas, todos varones, indocumentados y de nacionalidad argelina, fueron detenidos por agentes de la Guardia Civil, por entrada ilegal en España, según las mismas fuentes.

La detención se produjo como consecuencia del dispositivo policial desplegado a raíz de que los servicios establecidos para la vigilancia del litoral por parte de la Guardia Civil detectaran hacia la 01.30 horas la presencia de una embarcación en las proximidades de Cabo de Palos.

El citado dispositivo, del que formaban parte tanto efectivos en tierra como el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, permitió que sobre las 03.00 horas se detuviera a los nueve ocupantes de la embarcación, que poco antes habían desembarcado en la Cala del Magre, en la zona de Calblanque.

Las nueve personas se encontraban en aparente buen estado de salud aunque con la ropa y los enseres que portaban mojados.

La embarcación utilizada por los detenidos tiene unos cinco metros de eslora y está dotada de un motor de 30 caballos.

El PP pide más vigilancia

Los concejales de inmigración y portavoces del PP en los 45 ayuntamientos de la Región han consensuado una moción en la que exigen al Estado que implante en las costas murcianas el sistema de vigilancia SIVE para frenar la entrada irregular de inmigrantes.

Este sistema, según un portavoz de la Delegación del Gobierno, funciona en el litoral de la Región desde noviembre de 2005, y ha ampliado sus medios a raíz de la aprobación, en julio de este año por el Consejo de Ministros, de una inversión superior a los siete millones de euros para Murcia.