Para residir dos años en la UE con contrato de trabajo. La Comisión Europea propondrá hoy la creación de una tarjeta azul para inmigrantes de terceros países con alta cualificación profesional que permitiría su estancia durante dos años en la UE siempre que cuenten con un contrato de trabajo. Los candidatos, además, deberán tener un sueldo de al menos tres veces el salario mínimo del país donde vayan a trabajar.

Tras los dos años de permiso, se ofrecerán al trabajador tres meses de gracia para residir y trabajar dentro de la UE, renovables por otros dos años si el inmigrante sigue contratado. Además, el permiso permitirá al trabajador entrar y salir de la UE sin restricciones durante el periodo de validez de su tarjeta.

Bruselas busca impulsar su economía y satisfacer la alta demanda en el mercado europeo de personal especializado y con elevada formación en sectores como el aeronáutico.