Una media de diez mil euros anuales avala a los camareros como la cara más pobre de todas las profesiones, según un informe de la Agencia Tributaria.

A la hostelería le sigue muy de cerca en este ranking de profesiones mal pagadas el sector comercio. Por ejemplo, los dependientes de las tiendas cobran sueldos base muy bajos, que se incrementan a través de las comisiones. Sin embargo, muchos aseguran que el sueldo total es insuficiente.

En Construcción y servicios inmobiliarios se considera que 13.700 euros anuales es un buen sueldo

La limpieza se sitúa igualmente como otro de los trabajos peor remunerados. No sólo se llevan la peor parte en cuanto a las tareas que realizan, sino que el sueldo tampoco acompaña.

En el extremo contrario, los que más cobran son los empleados de los bancos. Según la agencia tributaria en la banca y en los servicios financieros no se quejan de sueldos con hasta 22.800 euros al año. En la Construcción y servicios inmobiliarios tampoco van mal, con 13.700 euros anuales, están, dicen, bien pagados.