Venganza
Imagen de Nick Stafford, un estadounidense que pagó 3.000 euros en impuestos en monedas de céntimo. YOUTUBE

Nick Stafford es un ciudadano estadounidense que pasó unos meses discutiendo con  el Departamento de Vehículos de Motor (DVM) de Virginia (EE UU), acerca del método a través del cual tenía que pagar los impuestos derivados de la compra de dos vehículos.

Harto de la burocracia, Stafford decidió vengarse y pagó los 3.000 dólares que tenía que abonar con un método muy original: en monedas de un centavo. Es decir, con 300.000 monedas de cobre.

Nick Stafford se presentó en la oficina de la DVM con cinco carretillas llenas de monedas, cuyo peso era de 726 kilogramos, aproximadamente.

Además, los funcionarios se vieron obligados a contar a mano las 300.000 monedas, porque no disponían de una máquina para poder hacerlo de manera mecánica.