La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha asistido a la puesta en funcionamiento de esta actuación que supone ya la octava de movilidad vertical en la ciudad y a la que se sumarán otras como la de Vista Alegre, que se encuentra en construcción; las de Paseo Pereda a General Dávila, que serán las próximas en ejecutarse; y las del Gurugú, para las que ya se está redactando el proyecto.

A la inauguración de esta actuación, ejecutada por la UTE Dragados-Cuevas, han asistido numerosos vecinos del entorno, así como los concejales de Movilidad Sostenible y Medio Ambiente, Ignacio Quirós; Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz; y Barrios, Carmen Ruiz.

La regidora municipal ha destacado que esta es la "primera obra importante" que inaugura, importante porque se ha realizado una inversión de más de 1,5 millones y porque "va a cambiar la vida y la forma de moverse de los vecinos".

Igual ha destacado que la empresa constructora no sólo ha hecho la obra "en plazo" sino que además ha mantenido "muchísima colaboración" con la asociación de vecinos, de la que ha ensalzado su implicación, hasta el punto de que ha organizado una celebración con comida con motivo de la entrada en funcionamiento de estas escaleras y rampas mecánicas.

La alcaldesa ha ensalzado que desde el Ayuntamiento se seguirán poniendo en marcha de manera paulatina actuaciones para mejorar la calidad de vida de los vecinos y se hará "escuchando a todos" para conocer las necesidades de cada zona de la ciudad.

También ha destacado el trabajo realizado en esta obra por Quirós, que ha sido el encargado de explicar los detalles técnicos de esta actuación, que "va a suponer un cambio fundamental en el estilo de vida del barrio y de los santanderinos" como lo han hecho el resto de proyectos de movilidad vertical puestos en marcha.

El edil ha indicado que la actuación incluye siete elementos mecánicos, cuatro escaleras en el parque de la Teja y tres rampas en la Bajada de la Teja, que tienen en conjunto una longitud de 150 metros y salvan un desnivel de 43 metros.

Ha destacado que esta es la primera actuación de movilidad vertical que se hace en la ladera norte de General Dávila y además tiene "un significado muy especial" porque desemboca en la finca de Jado, que es el lugar donde llegará el nuevo proyecto que conectará con el Paseo Pereda.

Al respecto, ha recordado que esa nueva actuación contempla la instalación de elementos mecánicos para conectar las calles Lope de Vega, el barrio de El Carmen-Entrehuertas y, aprovechando las escaleras mecánicas ya existentes en Santa Teresa, llegarán también hasta la finca de Jado.

En el marco del proyecto de las escaleras y rampas de Los Castros a General Dávila, ha apuntado que se ha realizado otra actuación complementaria "muy importante" a petición de los vecinos. Se trata de una rotonda de 24 metros de diámetro para regular el tráfico en la intersección de la Bajada de la Teja con la calle Honduras.

La actuación también contiene un "guiño" medioambiental, ha ensalzado el concejal de Movilidad Sostenible y Medio Ambiente, ya que las escaleras aledañas a los cuatro elementos mecánicos del parque de la Teja tienen cada una las tabicas de un color para que, cuando florezcan las plantaciones, "tengan ese mismo color".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.