Según ha explicado este sábado la Policía en una nota, el hecho ocurrió este viernes, cuando agentes uniformados que se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia en la zona centro de la capital recibieron un comunicado a través de la sala del 091 alertando de que, al parecer, varios individuos habían accedido a un establecimiento y tras distraer a los dependientes habían sustraído, fracturando el sistema de seguridad, un terminal de telefonía valorado en más de 900 euros.

Por tales hechos, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo para la plena identificación de estos individuos, localizándolos en un centro comercial cuando, al parecer, se pudieran disponer a cometer otro hurto, procediendo en ese momento a su detención como presuntos autores de un delito contra el patrimonio.

Además, al realizarles un cacheo superficial se les intervino a los detenidos un teléfono móvil que se ha comprobado que es el terminal sustraído en la zona centro.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.