Concretamente, las viviendas están en las calles Eduardo Naranjo y Olof Palme de la capital pacense, según explica en nota de prensa la Administración regional, que añade que en una de ellas se ha encontrado droga (hachís y marihuana).

Según explica, los ocupantes se negaron a entregar voluntariamente las llaves de la vivienda, lo que ha "obligado" a proceder a la ejecución del desalojo.

De igual modo, el Ejecutivo autonómico ha señalado que la recuperación de estas viviendas mediante auto judicial permitirá en los próximos días dar "respuesta" a tres de las familias que se encuentran a la espera de adjudicación de una vivienda y que presentan una situación de "gran vulnerabilidad social".

Al mismo tiempo, apunta que una cuarta vivienda, que se hallaba vacía, ha sido recuperada en la misma intervención.

Finalmente, la Junta dice que el operativo se ha realizado en coordinación con la policía nacional y que "todo ha transcurrido con normalidad"; al tiempo que añade que "vecinos del barrio han confesado a los funcionarios que esta noche dormirán más tranquilos".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.