Visita a la zona afectada por el incendio en Cañada Catena
Visita a la zona afectada por el incendio en Cañada Catena EUROPA PRESS/JUNTA

Se trata de una actuación que ha contado con una inversión del Gobierno andaluz de 1,4 millones de euros. El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, ha indicado que "las labores de restauración se han centrado en una superficie superior a las 200 hectáreas y han permitido dejar el terreno en las mejores condiciones posibles para garantizar la regeneración del paisaje en una zona que tiene un gran valor ecológico y ambiental".

El delegado ha detallado que en la primera parte de la intervención se realizaron labores mecanizadas para retirar aquellos pies quemados que había en la zona y se construyeron infraestructuras para frenar la erosión del terreno que evitara la pérdida de suelo en un lugar que se caracteriza por tener una gran pendiente.

"Además, los técnicos han realizado trabajos para que no se produjeran plagas de perforadores que se pudieran transmitir a otros parajes del monte. Hablamos de un trabajo manual que es de vital importancia para que las masas boscosas se mantengan productivas", ha destacado.

La segunda parte de la intervención ha consistido, según ha indicado Ortega, en el ahoyado para el semillado y la posterior repoblación con plantación de especies autóctonas. "Aunque esta zona presenta un importante grado de regeneración natural, ha sido necesaria la aportación de plantas y semillas para la rápida recuperación del terreno y de su biodiversidad", ha remarcado.

Los hechos que dieron lugar al incendio forestal ocurrieron en septiembre de 2009

cuando un avión militar se estrelló en el barranco cercano al monte Cañada Catena afectando a superficie de los términos municipales de Segura de la Sierra y, en menor medida, Beas de Segura.

La zona tiene un notable valor ambiental, ya que se trata de los pocos reductos del parque natural donde se localizan poblaciones de pino piñonero. La madera que se retire en los trabajos tendrá, según su estado dos funciones esenciales como son su transformación en biomasa o el picado para alfombra vegetal sobre la que se apoye la regeneración posterior.

En la visita al monte Cañada Catena, el delegado ha estado acompañado por el alcalde de Beas de Segura, Sebastián Molina, la directora conservadora del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Teresa Moro, y el gerente provincial de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, José Álvarez.

Consulta aquí más noticias de Jaén.