Sarrión defiende un servicio de mejor calidad, prestado directamente por la Consejería de Educación y con alimentos de proximidad producidos en torno al centro educativo. "Creemos que la apuesta constituye un desarrollo de las tiendas y mercados de cercanía y la priorización de productos de calidad", apunta Sarrión.

En este sentido, IU-Equo ha interrogado al Ejecutivo autonómico si ha realizado encuestas para analizar el actual servicio y qué conclusiones se han extraído, así como el funcionamiento y composición de las comisiones provinciales de comedores.

En referencia a las comidas, Sarrión ha preguntado a la Consejería de Educación cuántos alumnos con alérgenos y enfermedades hay por provincia y centro y qué personal se destina para su adecuada atención, así como de qué manera se gestionan los excedentes, si el sobrante puede destinarse a otra administración o colectivo y si se ha producido algna denuncia por insuficiencia de comida.

Finalmente, IU-Equo pone en evidencia las "precarias" condiciones laborales de los trabajadores, "con jornadas reducidas y salarios que no llegan a los 300 euros", una situación "fomentada" por el Ejecutivo autonómico al permitir la precariedad de los contratos derivados del servicio de comedor.

Finalmente, cuestiona cuántas plazas vacantes existen en la relación de puestos de trabajo de comedores escolares para personal laboral de la Junta de Castilla y León, y si se van a cubrir.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.