Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron el pasado día 14, sobre las 15.45 horas, cuando un hombre que se encontraba en las proximidades del Paseo avisó de que un individuo había saltado la valla de metro y medio de una casa en obras de la zona y se había metido dentro.

Los agentes que se desplazaron al lugar vieron una valla apoyada en la casa como para facilitar el acceso a una de las ventanas y, detras de ella, a un hombre que estaba en el interior de la vivienda.

Al ver a los policías, el sospechoso intentó darse a la fuga, aunque fue interceptado al salir huyendo por una de las puertas del chalet.

En una esquina del jardín, los agentes vieron apiladas una máquina de agua a presión 'Karcher', una motosierra y una sierra radial y, junto a la puerta de salida, varias tuberías de plomo, restos de material metálico, un taladro profesional y una alargadera.

En ese momento se personó el propietario del chalet, quien manifestó que había dejado guardados en el interior del chalet tanto las herramientas como el resto de los efectos localizados en el exterior.

Ante la evidencia de los hechos, los policías detuvieron a C.G. por un delito de robo con fuerza, y le intervinieron un carril metálico y un destornillador de 16 centímetros.

Todos los efectos recuperados fueron entregados a su propietario en calidad de depósito.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.