Madre con dos hijos
Imagen de archivo de una madre paseando con sus hijos por la calle. EUROPA PRESS

Castilla y León perdió 24.533 personas entre el 1 de enero de 2015 y la misma fecha de 2016, lo que supone casi un 1 por ciento de la población, según el avance de los datos del Padrón Continuo publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) consultados por Europa Press.

Así, a 1 de enero de 2016 la Comunidad sumaba 2.447.519 habitantes, de los cuales 2.318.886 eran españoles (18.030 menos que un año antes) y 128.633, extranjeros (6.503 menos). Del total de población castellanoleonesa, 1.206.775 eran hombres y 1.240.744, mujeres.

En el conjunto del país, la población bajó en 67.374 personas, hasta situarse en los 46.557.008 habitantes, un 0,14 por ciento menos que el pasado año. Así, la población que ha perdido Castilla y León supone un 36,4 por ciento del total que pierde España, es decir, más de un tercio.

Por provincias, todas perdieron población en 2015, especialmente Zamora, que descendió un 1,65 por ciento (3.030 habitantes menos), seguida de Ávila, con un 1,46 por ciento (2.411 personas); Segovia, con un 1,21 por ciento (-1.918); León, con un 1,2 por ciento (5.791 habitantes menos); Soria, con un 1,06 por ciento (-966) y Salamanca, con un 1 por ciento (baja en 3.410 habitantes).

Por debajo del 1 por ciento descendieron Palencia, con un 0,83 por ciento, lo que supone 1.391 habitantes menos; Burgos, con un 0,82 (-3.007); y Valladolid, con un 0,49 por ciento (2.609 habitantes menos).

Con estos datos, Valladolid se mantiene como la provincia más poblada, con 523.679 habitantes. Tras ella se sitúan León, con 473.604; Burgos, con 360.995; Salamanca, con 335.985; Zamora, con 180.406; Palencia, con 164.644; Ávila, con 162.514; Segovia, con 155.652, y Soria, con 90.040 personas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.