Avión
Aeronave del grupo Iberia en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. IBERIA

La aviación vive momentos dulces en España. El pasado 2016 los aeropuertos españoles marcaron un récord histórico al mover 230,23 millones de pasajeros, un 11% más que en 2015, gracias al tirón de turistas que ha superado en 2016 los 75 millones. Se baten así los niveles precrisis de 2007, cuando pasaron por los aeródromos de Aena 209 millones de viajeros.

Aunque las cifras de 2016 y 2007 son similares, mucho ha cambiado el panorama en la oferta de las aerolíneas en España. Para empezar, el liderazgo ha pasado a la low cost irlandesa, Ryanair, primera del ranking por aerolíneas desde 2011. El año pasado desembarcaron o embarcaron en España 39,85 millones de pasajeros, con un crecimiento del 13,4%, con lo que se superó el 11% del total del movimiento de pasajeros.

Sin embargo, es un liderazgo matizable, pues Iberia se ha transformado profundamente en esta década.

Además de haberse incorporado en el grupo IAG, liderado por British Airways, su principal cambio ha sido la desagregación en tres compañías diferentes: Iberia, que se ha concentrado en el medio y largo recorrido, abandonando en gran medida los destinos nacionales; Vueling, que opera en corto y medio, especialmente desde Barcelona, e Iberia Express, la oferta low cost del grupo. A estas tres se suma Air Nostrum, la franquiciada de la familia Serratosa, responsable de destinos regionales de España y alrededores en aeropuertos de nicho.

En conjunto, las cuatro marcas, herederas de la cuota de mercado que ostentaba Iberia a principios de siglo, mantienen el liderazgo en el mercado español.

El pasado año sumaron 63,97 millones de pasajeros –24,12 millones por encima de Ryanair y 700.000 más que en 2015–, con una cuota de mercado de 27,86%, recuperando la posición que ostentaba en 2007 (27,75%) después de haber perdido peso hasta caer al 24,6% en 2011.

No obstante, el pasado año retrocedió respecto a 2015, cuando contabilizó el 28,31% de los pasajeros de los aeropuertos españoles, récord para el grupo aéreo de la última década.

La fuerza de Vueling explica esta evolución. En 2005 ocupaba el decimotercer puesto en el ranking con 2,8 millones de pasajeros y el pasado año sumaba 30,23 millones de pasajeros en aeropuertos españoles.

Iberia Express es la otra gran beneficiada del grupo. Creada en 2011, ya en 2012 movió 4,2 millones y el pasado año supero los 7,5 millones al subir dos puestos en el ranking, superando a Air Berlin y Air Nostrum.

Por su parte, Iberia, la premium del grupo, ha ido cediendo pasajeros a las otras dos banderas. No obstante, ha ido recobrando posiciones y desde 2013, cuando movió en los aeropuertos españoles 13,24 millones de pasajeros, ha crecido en más de 3 millones, hasta los 16,8 millones del ejercicio pasado. Así, Iberia se coloca en tercer lugar, tras Ryanair y Vueling, en el top ten del mercado español, desbancado a Air Europa, que ha mantenido en los tres últimos años la tercera posición.

Air Nostrum ha ido descendiendo desde 2007, aunque en 2015 inició un repunte que se consolida en 2016, pero pierde el séptimo puesto en favor de su prima Iberia Express.

La quinta posición la ocupa la low cost británica Easyjet gracias a la fuerza del turismo británico, seguida de Air Berlin con un predominio en el mercado alemán y se sitúa como la primera en Palma de Mallorca.

Los dos últimos top ten los ocupan la low cost escandinava Norwegian y Thomson, del turoperador Tui.