Con respecto a las prácticas curriculares, que son aquellas que están incluidas en los planes de estudio de las titulaciones oficiales, 1.568 corresponden a los estudios de grado de la Olavide, mientras que el resto, 630, han sido prácticas gestionadas para los títulos de postgrado. En estas últimas ha habido un aumento considerable respecto a 2015, donde se gestionaron 418, lo que se traduce en un incremento del 15 por ciento.

Si se atiende a los estudios demandados, destacan la Facultad de Ciencias Sociales con 591 prácticas curriculares durante el pasado año; la Facultad de Ciencias Empresariales, con 273 prácticas; y la Facultad de Derecho, con 235, mientras que en postgrado los másters con mayor número de prácticas han sido el Máster Universitario de Enseñanza de Español como Lengua Extranjera, con 33 prácticas, y el Máster Universitario de Rendimiento Físico y Deportivo, con 28 alumnos en prácticas. Además, también destacan títulos propios de postgrado como el Certificado de Extensión Universitaria, con 112 prácticas curriculares.

Dentro de las prácticas extracurriculares, que son aquellas que sin estar integradas en los planes de estudio los estudiantes pueden realizar de manera voluntaria para complementar su formación, 309 corresponden a inserción profesional y 83 a prácticas Praem, éstas últimas en colaboración con la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y dirigidas a estudiantes de cualquier universidad andaluza, con el 50 por ciento de sus créditos superados.

En el caso de las prácticas extracurriculares, los estudios más solicitados por las empresas han sido el Doble Grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas, con 55 prácticas; el Grado en Administración y Dirección de Empresas, con 46 prácticas; y el Grado en Finanzas y Contabilidad, con 23.

Además, la Fundación tramitó 626 nuevos convenios con empresas y entidades, a través de los cuales se formaliza su cooperación educativa con la UPO y que constituyen el marco jurídico en el que se tramitan las prácticas profesionales. La mayor parte de estos convenios, exactamente 474, corresponden a aquellos que regulan las prácticas curriculares y extracurriculares para los estudiantes de enseñanzas oficiales de la UPO.

Con esta gestión, la universidad, a través de su fundación, ha ampliado un año más su oferta de prácticas, cubriendo la demanda de todas sus titulaciones, con el objetivo de complementar la formación de todos sus estudiantes, ofreciéndoles prácticas que les acercan al mundo laboral y favorecen su futura inserción profesional.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.