Según ha explicado este lunes en una nota el Sector de Administración General del Estado del sindicato, desde ese cambio de ubicación tanto usuarios como trabajadores han tenido varios cambios, pero "lo que más preocupa" a ambos colectivos es que "no hay ninguna intimidad" en las nuevas instalaciones.

"No dispone de separaciones físicas ni la distancia prudente entre las mesas de los empleados públicos donde los usuarios tienen que exponer sus asuntos económicos", ha señalado no sin pedir una solución "urgente" a esta situación, ya que la sede temporal estará en el antiguo Centro de Oportunidades de El Corte Ingles Supercor al menos durante dos años.

Para CSIF-Jaén, no es de recibo para los ciudadanos que cualquier persona que esté en las oficinas pueda estar al tanto de las cuestiones tributarias de los demás usuarios. "El tema tributario es bastante delicado y se puede entender que los ciudadanos sientan aprensión y recelo ante el empleado público si justo al lado, a menos de medio metro, se encuentra cualquier persona, incluso, quizá alguien conocido", ha comentado.

Junto a ello, ha apuntado que la Administración exige a los empleados públicos cumplir con la Ley de Protección de Datos y la máxima confidencialidad, algo que hacen "con rigurosa fidelidad", mientras que "parece que la propia Administración no es tan escrupulosa" en esta materia, como pide a los trabajadores y como exigen los asuntos que se tratan en esa Administración Tributaria.

Así las cosas, el sindicato ha instado al Gobierno a que cumpla con los requisitos que se les exige a los empleados públicos, que defienda la intimidad de los ciudadanos y la protección de sus datos personales.

Consulta aquí más noticias de Jaén.