Ese papel, según ha afirmado dicho estudio, lo llevan a cabo, de forma mayoritaria, los padres, seguidos de los hermanos mayores, además se observa "que las hijas suelen ser las más controladas, por la sensación que se tiene de su mayor fragilidad".

En cuanto al uso del ordenador y del teléfono móvil, la investigación señala que el mismo está "muy extendido" entre los adolescentes, que emplean entre una y dos horas de media al día, junto a un cinco por ciento de chicos y un 13 por ciento de chicas que dedican un tiempo diario superior a cuatro horas.

Por otra parte, se destaca que las víctimas de bullying son más supervisadas durante la conexión a la red que los agresores.

Las conclusiones apuntan, por otro lado, que los estudiantes de Educación Secundaria se muestran "más implicados en el uso problemático de las nuevas tecnologías de la información que sus compañeros de Bachillerato, lo que implica un riesgo asociado a la edad, pues a menor edad, mayor posibilidad de adicción".

Para realizar el trabajo, sus autores analizaron una muestra integrada por 1.350 escolares de 21 centros de la Región de Murcia, tanto de titularidad pública como privada, concertada y no concertada.

El estudio, que ha sido publicado en la revista Anales de Psicología, que edita la UMU junto con el Colegio Oficial de Psicólogos de la Región, fue realizado por los profesores Pilar Arnaiz, Fuensanta Cerezo, Ana M. Giménez y Javier Jerónimo Maquilón.

Consulta aquí más noticias de Murcia.