Sofía Loren & Meryl Streep
Dos mujeres y un papel. CLAUDIO PERI / EFE
Sofía Loren ha repasado su vida durante el festival de cine Festa de Roma y ha contado que llegó a sentir "odio" hacia Meryl Streep por su papel de Francesca en Los Puentes de Madison, que deseaba para ella.

He odiado a Meryl Streep. Ese papel tenía que haber sido para mí

"He odiado a Meryl Streep. ¿Cómo es posible, me preguntaba, que haga la parte de una italiana? Ese papel tenía que haber sido para mí", manifestó la actriz napolitana ante varios centenares de personas que asistieron a la presentación de un documental titulado "Sofía, ayer, hoy y mañana".

Emocionada por estar ante el público romano, Sofía Loren contó que nunca acudió a una escuela de cine y que Disney y Chaplin fueron sus maestros. Con Chaplin -dijo- habría hecho cualquier cosa, incluso si me hubiera propuesto una película en la que el guión era la guía de teléfonos.

Sofía también recordó emocionada la figura de su fallecido marido, Carlo Ponti, y, al repasar su trayectoria, confesó que la única película de la que se arrepiente es "Mortadella", de Mario Monicelli.

También recordó a Vittorio De Sica, su "padre artístico", del que señaló que le gustaba escucharla hablar en napolitano, ya que él había olvidado el dialecto y disfrutaba oyéndola.

En su conversación con el público no pudo faltar una referencia a Marcello Mastroiani, su compañero de tantas películas, recordando que se vieron por primera vez en "Peccato che sia un canaglia" y que el impacto fue "positivo, era como si nos hubiésemos conocido siempre".

Sofia Loren recibirá el domingo el Premio Campidoglio, que le otorga el Ayuntamiento de Roma por su dilatada carrera y se lo entregará el alcalde, Walter Veltroni.