El ministerio de Industria, Comercio y Turismo, anunció este viernes la próxima regulación de los números telefónicos que comienzan por 905, utilizados habitualmente para llamadas masivas en sondeos y concursos en medios de comunicación.

Con la nueva normativa estos números pasarán a ser considerados de tarificación adicional por lo que estarán sujetos a su normativa que obliga, entre otras cosas, a que exista una locución previa que informe sobre su precio y que en las facturas figuren de forma separada de llamadas normales.

Estarán sujetos a obligaciones especiales de protección de menores
Además, no podrán prolongar innecesariamente las llamadas y estarán sujetos a obligaciones especiales de protección de menores. Por otra parte, la publicidad en la que aparezcan deberá estar regida por el código de conducta de estos servicios, por lo que tendrá que aparecer quién es el responsable del número y también su precio.

De esta forma se unen a la regulación que ya existe para los prefijos 803, 806 y 807, que se puso en marcha en la actual legislatura y que ha resuelto los problemas que hicieron que en 2004 el 46% de las quejas de los usuarios estuvieran relacionadas con dichos prefijos.

Las asociaciones de usuarios han denunciado en el último año ciertas supuestas prácticas fraudulentas relacionadas con los 905, la última el pasado día 11, cuando la Unión de Consumidores y Usuarios anunció que había presentado una denuncia al servicio de reclamaciones de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y que va a presentar otra ante la Fiscalía General del Estado.