En la carta, que ha sido remitida también a los medios de comunicación, Arpa manifiesta su agradecimiento por la propuesta formulada por Vicente de que tanto Toma la Palabra como Sí Se Puede para que se reincorporen a la negociación sobre el Reglamento Orgánico.

Pero Arpa ha recalcado que la decisión de su grupo de dejar esa mesa "está tomada", al menos "mientras no se aclare qué decisiones se toman dentro de la mesa y cuáles fuera", pues ha recordado que Ciudadanos y el Partido Popular pactaron una serie de acuerdos a cambio del voto favorable de los primeros al Presupuesto de 2017 que afectaban a algunas de las materias que se habían tratado en la negociación conjunta.

"Nuestro grupo había aparcado la propuesta de rebajar entre un 15 y un 20 por ciento el salario de los cargos públicos de la institución, así como la de limitar el número de dedicaciones exclusivas, entre otras, y mientras, ustedes tomaban acuerdos que afectaban al Reglamento, sin comunicación ni, por lo tanto, consenso", ha lamentado el portavoz de Toma la Palabra.

No obstante, ha recordado que tanto Pilar Vicente como el Partido Popular acudieron "raudos" a pedir a su grupo que reconsiderase la decisión de abandonar la Mesa de Trabajo y aseguraron que "los acuerdos a los que habían llegado en la negociación del presupuesto no eran tales, sino meras propuestas que deberían ser discutidas entre todos".

Por ello, se ha preguntado si con ello le pedían que los acuerdos entre C's y el PP que "se vendieron a la prensa" no eran "más que falsa propaganda".

En todo caso, Arpa ha considerado que la Mesa de Trabajo del Reglamento Orgánico de la Diputación de Valladolid "podría ser un lugar ideal de encuentro para el trabajo y el consenso entre los distintos grupos políticos en pos de una institución más plural, más participativa y más transparente".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.