Tom Cruise, Katie Holmes y la pequeña Suri en la Costa Azul.
Tom Cruise y la pequeña Suri en la Costa Azul. ARCHIVO
El actor Tom Cruise está tan volcado en la educación religiosa de su progenie que ha puesto dos niñeras pertenecientes a la Iglesia de la Cienciología para que cuiden de Suri, la más pequeña de sus vástagos, hija de su actual esposa, y también actriz,
Katie Holmes.

Según ha relatado una fuente cercana al actor a la revista Us Weekly , "a Tom no le gusta relacionarse con gente que no pertenezca a la Cienciología".

Además, y también a causa de sus convicciones religiosas, Tom no puede decirle "no" a su hija Suri porque la Cienciología lo prohíbe. "La Cienciología advierte a los padres que traten de ser amigos de sus hijos. Ellos no retan a los niños sino que le explican que su mal comportamiento es una ´acción incorrecta", explica la fuente.

"Tom y Katie son muy indulgentes con Suri y no les gusta ponerle demasiadas reglas. Suri hace casi todo lo que quiere, cuando ella quiere. Si hace un alboroto antes de ir a la cama, la dejan quedarse levantada. Si ellos quieren que nade y ella llora, la dejan salir de la piscina. Si se queja de la comida, ellos le preguntan qué otra cosa quiere comer. Ellos siempre buscan complacerla", añade.

El célebre actor vive además con sus otros dos hijos, Connor e Isabella, de 12 y 15 años de edad, respectivamente (en la imagen inferior, junto a su padre y Katie Holmes), ambos adoptados durante su matrimonio con Nicole Kidman.Connor e Isabella junto a Tom Cruise y Katie Holmes.

Nicole Kidman, contra la rebeldía de sus hijos

La actriz australiana, que sigue esperando ser madre biológica, se ha quejado recientemente que sus hijos adoptivos están volviéndose demasiado rebeldes bajo la custodia paterna, empeñándose en ponerse tatuajes y en teñirse el pelo de azul, en el caso de Isabella.

Al parecer, Nicole reclama que la madre de Isabella y Connor es ella y no Katie Holmes. Dicen que le molestan muchísimo los acercamientos cariñosos de la joven actriz a sus hijos.

La web Contactmusic ha publicado algunas declaraciones al respecto: "Mi marido Keith lleva tatuajes y no tengo nada en contra, pero pienso que tienes que tener cierta edad ante de poder elegir hacer cosas tan permanentes como esas, y no creo que esa edad sea 14 o 15 años", comentó la actriz, actualmente casada con el músico de country Keith Urban, según la citada web.

"Bella tiene un mechón teñido de azul, afortunadamente sólo dura un tiempo. Pero recientemente tuvimos una discusión en casa sobre tatuajes y he tenido que imponer algunas reglas", añade Kidman.