Indignación entre los vecinos de la Cañada Real
Cientos de marroquíes se dirigen de la Cañada Real a la Junta de Vicálvaro.

Unos 200 vecinos de la zona musulmana de la Cañada Real Galiana, caminan por la A-3, carretera de Valencia, en dirección Madrid con la intención de llegar a la Junta Municipal de Vicálvaro. Los magrebíes protestan por el violento desalojo y derribo de una vivienda ilegal ocurrido ayer, que se saldó con una treintena de heridos y nueve detenidos.

De forma espontánea los vecinos marcha hacia la Junta Municipal de Distrito por la injusticia sufrida

Los dos centenares de ciudadanos, en su mayoría de origen árabe, están haciendo el recorrido por la carretera, escoltados durante todo el trayecto por la Policía, con la intención de evitar accidentes. Debido a la marcha, la vía registra un kilómetro de retenciones entre los kilómetros 10 y 11, en dirección Madrid, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

El vocal de la asociación de Vecinos de la Cañada Real, Miguel Martín, adelantó que "de forma espontánea" los vecinos habían decidido acudir ante la Junta Municipal del distrito para protestar por "la injusticia sufrida".

"Es un atropello"

Martín dijo que "los vecinos van a reclamar que se acabe de una vez por todas el atropello que están sufriendo en la zona de la Cañada".

Los vecinos del barrio marginal están a la espera de que, en cualquier momento, las grúas y las excavadoras derriben sus viviendas, calificadas de ilegales por el Ayuntamiento de Madrid. Siete familias deberían saber hoy cuál es el futuro de sus casas, después de que la jueza de lo Contencioso Administrativo resuelva si apoya al Consistorio madrileño o si suspende las demoliciones.