Al menos cuatro personas murieron y otras 67 resultaron heridas al producirse una explosión en uno de los mayores centros comerciales de Makati, el distrito financiero de Manila (Filipinas).

Aunque en un principio se barajó la hipótesis de que el suceso podría haber sido provocado por una bombona de butano, la Policía ha anunciado ahora que la causante fue una bomba.  

Hay varios niños entre los heridos
Los hechos ocurrieron hacia el mediodía en el interior de un restaurante chino situado en la calle, y al lado de la puerta de Glorietta 2, uno de los complejos más populares de Metro Manila y que estaba lleno de gente a esa hora del día.

Las víctimas mortales son dos mujeres y dos hombres, mientras que hay varios niños entre los heridos, la mayoría con cortes provocados por los cristales y los escombros expandidos. También se han registrado daños en los vehículos aparcados.

Varios testigos han indicado a la cadena GMA NEWS que la explosión produjo un fuerte ruido y derribó el techo del restaurante, donde había un número indeterminado de personas.