Recordemos que fue allá por julio de 2015, es decir al comenzar el actual mandato, cuando el pleno del Ayuntamiento hispalense aprobaba por unanimidad una moción del Grupo socialista, que gobierna en minoría con Juan Espadas al frente, destinada a modificar el reglamento del propio pleno, para hacerlo más participativo y transparente. Y es que las sesiones plenarias del Consistorio hispalense se llegan a prolongar más de diez u once agotadoras horas, con una dinámica que ha hecho a los propios partidos plantearse la accesibilidad y efectividad del actual formato.

La propuesta aprobada entonces, en ese sentido, implicaba la constitución de un grupo de trabajo entre todas las fuerzas políticas, para contar con un texto consensuado en un plazo de seis meses desde aquel momento, de cara a su aprobación. La idea inicial pasa por trasformar la sesión plenaria, cuyo formato ha quedado claramente en duda, para hacerla más ágil, asequible, eficaz y abierta a la participación de la ciudadanía.

Pero según avisa Javier Millán, "desde hace seis" meses, el Gobierno local socialista tiene "guardadas en un cajón" las propuestas promovidas por las fuerzas de oposición para tal reforma del reglamento del pleno. "La oposición ha hecho sus deberes", ha defendido Javier Millán, quien acusa al Gobierno local socialista de tener "paralizada" la reforma del pleno, pese a tratarse de una "promesa" del propio Juan Espadas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.