La Policía Nacional detuvo el pasado miércoles a 17 mujeres de entre 20 y 50 años en un bar del barrio valenciano de Ruzafa, a las que acusa de delitos contra los trabajadores y de tráfico de drogas. La mayoría son de nacionalidad brasileña (12), aunque también hay dos españolas, dos bolivianas y una lituana. Todas han quedado en libertad tras prestar declaración, salvo la propietaria del local, que ha pasado a disposición judicial.