Para la concesión de estas ayudas, los pastores "deberán hacer un recorrido mínimo diario de 15 kilómetros" y el importe máximo de la subvención no podrá superar los 5.000 euros, según ha informado la Junta de Extremadura en nota de prensa.

Asimismo, el pago de la ayuda se realizará "al finalizar" la ruta, previa justificación del beneficiario de haber realizado las actuaciones en las condiciones que "se especifiquen en la memoria, la resolución de la concesión, el decreto y la convocatoria, como requisito imprescindible" para obtener la subvención correspondiente.

De esta manera, la Junta ha considerado que la "mejor forma de conservar las vías pecuarias, es usándolas", y ha indicado que la trashumancia es una actividad económica "con un potencial de producción de alimentos de alta calidad", que se basa en el "aprovechamiento de recursos naturales y se considera el vehículo idóneo para ello".

GANADERÍA DE CALIDAD

Por ello, la Junta ha apostado por "una ganadería de calidad que cumpla su función productiva, pero que sea respetuosa y protectora con la naturaleza", y que también "fomente el desarrollo social y económico de la población rural", con medidas de apoyo a la trashumancia "incentivando la incorporación de jóvenes al sector".

Por último, la Junta ha informado de que el "descenso de la actividad trashumante" ha contribuido al "aumento de matorral, el retroceso de áreas pastables y por tanto el aumento del riesgo de incendios".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.